Recuperemos Michoacán

Todos los que vivimos en Michoacán sabemos con certeza de qué se trata la “guerra contra el narcotráfico”, hemos sentido el temor de salir a las calles, a cualquier hora, porque tal vez presenciemos algún escenario sangriento o, aún peor, ser víctimas de ello.

Pocos son los que se preocupan por nuestra integridad como ciudadanos, creen que matando a diestra y siniestra se acabará la corrupción, la criminalidad y la misma violencia. En estos tiempos de campaña, necesitamos enfocarnos en nosotros, por eso descartemos políticas que le dan continuidad a esta ola de violencia; hemos sido testigos que no ha valido la pena y que no nos sentimos más seguros, al contrario, vivimos en la incertidumbre y el desánimo.

Toda campaña debe basarse en ideas, en propuestas, en programas serios y en proyectos que sean loables y a largo plazo. La política social debe regir estas premisas, pues lo primero que se ha desintegrado, son las familias y los individuos que viven en condiciones de pobreza. La importancia de hacer progresar a los grupos en situación vulnerable es para rescatar de la pobreza material y educacional de Michoacán.

Recuperemos Michoacán, mediante el ejercicio de nuestras libertades, fortaleciendo nuestra responsabilidad ciudadana participando y eligiendo al candidato que nos ofrezca mejores oportunidades, que no prometa acciones paternalistas, sino que nos provee de un ambiente donde podamos crecer como individuos en una sociedad sana y sin violencia.

Anuncios

2 pensamientos en “Recuperemos Michoacán

  1. Las políticas sociales son la mejore forma de resarcir el daño hecho por los gobiernos estatal y federal; los proyectos encaminados a desarrollar al individuo son la solución para los diversos problemas que tenemos como sociedad.

  2. Comencemos a ver al ciudadano como lo primordial para la solución de conflictos ¿qué necesita? ¿qué demanda? ¿cómo vive? Así, las políticas son más fáciles de llevar a cabo; la dinámica social es lo que se debe de contar y no las estrategias militares, las armas y la venganza. Confiemos de nuevo en nuestras instituciones, mejoremos las que tenemos, creamos mejores leyes. La violencia no calma nada, al contrario, lo entorpece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s