El debate de Michoacán, ejemplo claro de las preferencias electorales.

Como pudimos ver, este fue un debate un tanto especial… no todos los candidatos atacaron, no todos los candidatos propusieron, no todos los candidatos fueron tomados en cuenta.

Uno de los puntos en los que se centraron las propuestas, probablemente el punto más fuerte del debate, fue el ciudadanizar el gobierno, el incluir a la gente en los temas gubernamentales del estado, en transparentar las acciones para que estas sean del conocimiento de todos, la participación ciudadana.

Esta propuesta fue original de Fausto Vallejo, él es quien impulso el tema de ciudadanizar el gobierno; es el candidato más fuerte. Es por esto que los candidatos, panista y perredista, se sumaron a este tema y así fue como se llevó a cabo el debate.

Durante el debate vimos varias contradicciones, por un lado Fausto y Cocoa proponían, buscaban llevar la iniciativa del debate, por el otro, un ignorado Silvano Aureoles que en su afán de llamar la atención se dedicaba a realizar críticas en contra del candidato priista. Un Fausto Vallejo centrado en sus propuestas, propuestas enfocadas a la gente, a toda la ciudadanía, no propuestas que sólo abarcaran un sector, el empresarial por ejemplo, como ha sido una costumbre del Acción Nacional.

El transcurso del debate fue monótono, Fausto proponiendo, Cocoa copiando y juzgando, Silvano ignorado… Fausto demostrando con hechos, Cocoa hablando de un gobierno que se encuentra en el tipo ideal, Silvano ignorado. La forma en que el debate terminó fue un claro ejemplo de lo que se dio durante todo el debate… Fausto  Vallejo terminó dando propuestas,  demostrando como es capaz de cumplir sus promesas de campaña, Cocoa Calderón diciendo que ella puede hacer (claro, hablando tan rápido que la gente no podía entender, como dice “ella lleva prisa” por echar a perder al estado, como su hermano al país) y atacando a Fausto Vallejo, mientras que Silvano Aureoles…terminó siendo ignorado.

Este debate, mas que estar lleno de propuestas y de soluciones a la ciudadanía, que la gente viera las capacidades de cada candidato, fue mas como de “venderse”. Intentaron quedar bien con la gente, querían “caer bien”. Si bien, Fausto Vallejo propuso, como estaba planteado el debate, sus contrincantes se quedaron callados en lo relacionado a propuestas,  se notó que el candidato favorito es Fausto Vallejo, el más fuerte, que Cocoa es la única que lo podría alcanzar y que Silvano Aureoles… está perdido, no tiene nada más que hacer. Adiós PRD, ¡Fuera del gobierno de Michoacán!

Claro, como nota final cabe señalar que Silvano Aureoles, candidato de PRD tenía una voz que no era nada agradable escuchar, tal vez iba en estado inconveniente, tomaba demasiada agua, o estaba enfermo, o algo le pasó… pero su voz era molesta para el televidente.

Anuncios

Un pensamiento en “El debate de Michoacán, ejemplo claro de las preferencias electorales.

  1. Muy buen análisis de lo que pasó el día del debate, la peor posición fue de Silvano, se vio tibio, nervioso y fuera de lugar; la hermana de Calderón, a pesar de la seguridad al hablar, no quedó duda alguna de lo gran mentirosa que es, llegó con varias historias sin sentido y las adjudicó a algún problema de la entidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s