La honestidad, un elemento crucial en las elecciones.

Tenemos que hablar directamente, sin restricciones, y es que Michoacán ha sido un estado perjudicado con las malas decisiones de sus últimos dos gobernantes, ellos de corte perredista. Esto se ve reflejado en el atraso de los espacios educativos, laborales, sociales, económicos,  de salud, etc.  Y es que este problema se presenta desde los procesos de campaña, donde los aspirantes se comprometen  sin limitación alguna con tal de obtener el poder, su honestidad se ve quebrantada por su ambición y eso genera que al llegar al mandato todas sus propuestas y promesas no se cumplan.

En este sentido la honestidad surge como un elemento importante a la hora de elegir por un candidato. Una persona que es honesta se comporta con coherencia y sinceridad, no cambia de discurso, no se adecua a las situaciones según le convenga, actúa sobre la base de la verdad y la justicia, e incluso reconoce sus limitaciones y errores.

Hoy tenemos a tres aspirantes a la gubernatura de nuestro estado, uno de ellos parece haber olvidado la honestidad. Luisa María Calderón ha faltado a su palabra de no contender por  un cargo público mientras su hermano, el presidente Felipe Calderón,  estuviera en el poder; ahora que es candidata su discurso plantea una enorme prioridad para las mujeres, sin embargo oficialmente dice que habrá equidad; dice no recibir ayuda del Gobierno Federal, cuando sabemos que es protegida por elementos exclusivos del Gobierno Federal (Elementos del Estado Mayor Presidencial), e incluso en Precampaña, y ahora en campaña, ha rebasado el tope de gastos, lo que hace referencia que usa recursos otorgados por su hermano.

Necesitamos gente honesta para no repetir los errores del pasado. Fausto Vallejo es la opción, un hombre que ha demostrado su capacidad para gobernar en la alcaldía de Morelia, los diferentes premios recibidos durante su administración lo demuestran; se ha manifestado como el candidato que menos propone, pero el que más cumplirá, lo que habla de su visión real de la situación del estado; un candidato que se preocupa por proponer y trabajar en lugar de atacar y ver las puntos débiles de sus adversarios, todo los contrario de Silvano Aureoles. Fausto, un hombre que se ha mostrado honesto.

Anuncios

Un pensamiento en “La honestidad, un elemento crucial en las elecciones.

  1. La reconciliación, el respeto y la unidad son los valores que han acompañado a Fausto Vallejo durante su campaña; si alguien no está de acuerdo pues creo que tiene que revisar sus expectativas de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s